EN CÓDIGO BOLERO: LA DULCE LIMERENCIA.

Somos títeres de nuestro propio ser; cada sonrisa, cada mirada en el gesto de la exaltación natural… las líneas de los cuerpos en la pregunta larga sin respuesta de las emociones cambiantes del Ser que quiere estar y no saber cómo.
Category
RELATED PROJECTS