Teatro de la Academia

MALPAÍS.

Si se habla de un mal país (México) es inevitable no pensar en el término enquistado en la cultura popular mexicana “La Chingada” que está relacionada con el verbo chingar. El mexicano y su alto contraste de personalidad, alterable, pero siempre apático, callado y desconfiado. Un mexicano incongruente con sus actos y su sentir que utiliza pretextos de momentos históricos para no encontrar su identidad, es de un lugar y de ninguno. “La Chingada” es un termino que su procedencia es de la mítica “Cultura Azteca” y Octavio Paz en su libro: “El Laberinto de la Soledad”, nos adentra a una profunda reflexión del término al respecto de un mexicano acribillado por su pasado y con una gran pluralidad de significados.

El arte de hacer teatro es uno de los instrumentos para hablar de nosotros mismos a través de las conductas o de una hipertrofia sociedad en la línea entre la ficción y la realidad. David Olguín dramaturgista y director de la puesta no es la excepción, en su caso parte de una pregunta: ¿Hoy día qué es ser mexicano? La idea de memoria, de identidad y de búsqueda de raíces son sus directrices.

Esa identidad de los años 40’as que daba la impresión de ser fija y rígida, ¿ha cambiado? Es preguntarnos sobre la costumbre de ser mexicanos. ¿Qué somos? ¿Qué hemos sido? Una puesta escénica que retrata con el presente en muchos sentidos como es la violencia, la corrupción, costumbres, la lucha de género… en un país tan diverso de toda su geografía.

Una puesta escénica que marca una serie de símbolos culturales y de puntos históricos que dan cohesión y que es parte de lo que debemos recordar como país para enfatizar la unidad de quiénes somos y de lo valioso de nuestras raíces con la gracia del señor y desgracia. La puesta escénica utiliza la multimedia; un video que proyecta a personas de la tercera edad hablando que no siempre fue así la nación y que era un México donde la palabra valía.

La importancia del concepto de la memoria – “que aquí yacen tus muertos”–, y que se representa en una danza de generaciones donde nos vamos enterrando los unos a los otros y que genera un arraigo. De esos muertos crecen arboles y justo es una historia contada por jóvenes, con la idea de un futuro mejor, que dialogan con los viejos y recurriendo a la palabra de nuestros grandes autores mexicanos.

MALPAÍS se construyó sobre textos de David Olguín, de los actores y acompañado de fragmentos de poemas y prosas que van desde Alfonso Reyes, López Velarde, José Emilio Pacheco, Gorostiza, Rulfo, Rosario Castellanos, Octavio Paz…, hasta el presente y fragmentos periodísticos en una realidad que nos está cayendo y que nadie se va salvar. Es de suma importancia hacer un subrayado de la realidad de nuestro presente pero la esperanza indiscutible queda en los hechos de esos esfuerzos anónimos, esas pequeñas sociedades, esas pequeñas comunidades en pro de la justicia, dejando a un lado la filantropía exagerada y dañina.

Una sociedad que está amenazada por una violencia real que desata el poder paralelo al estado y con una clase política insensible a los pequeños esfuerzos de supervivencia colectiva. Es un trabajo escénico de gran calidad hecho por jóvenes que son el futuro de la nación.

“Sólo los mexicanos decidirán el momento del cambio en el que superaremos un pasado marcado por la violación histórica y dejemos de ser unos hijos de la chingada”.

MALPAÍS. Dramaturgista y director: DAVID OLGUÍN. La Escuela Nacional de Arte Teatral. Actúan: Nick Angiuly. Tony Corrales. Sofía Gabriel. Efrén García.Amelia Holguín. Miguel Jiménez. Patricia Loranca. Jaklyn Michelle. Dano Ramírez. Alejandro Romero.Viridiana Tovar. Eduardo Treviño. Lorena Valdés. Iván Zambrano Chacón. Escenografía y utilería: Aline Bejarano. Iluminación: Sergio Mirón. Productora ejecutiva: Viridiana Tovar Retana.

Acaba su ciclo en el Teatro El Milagro el lunes 30 de octubre del año en curso a las 20.30 hrs. De la cantera teatral a las salas teatrales profesionales.

texto/imagen: MF millanfoto © alfredomillan all rights reserved 2017.

Related Posts
Leave a Reply
Website Security Test