Silvia Ortega Vettoretti y Ginés Cruz nos proponen dos visiones diferentes de gran calidad de una misma dramaturgia pero logran mostrarnos temáticas relacionadas entre sí en contextos diferentes facilitando una visión teatral de gran calidad en conjunto. No se hubiera logrado el resultado final de la propuesta escénica sin las actuaciones de Sonia Franco y Pablo “Pato Marín al hacer un gran trabajo actoral de transmutación.